jueves, 1 de septiembre de 2016

Quien soy yo?



En 2009 me hice la propuesta de llegar a aprender la técnica fotográfica y la iluminación al máximo. Han sido siete años que han pasado volando en los que no he dejado ni un solo instante de aprender y mejorar. Recuerdo que hasta en los trayectos de metro de un lado al otro de la ciudad leía, veía fotos, vídeos etc. Todos estos años me han servido para madurar como fotógrafo y creo que he llegado a un punto en que mis fotografías son el fruto de lo que en mi interior veo y la técnica ya no supone un impedimento para realizar mis trabajos. He aprendido de grandes maestros y de grandes personas cercanas a mí y lejanas que han compartido sus experiencias tanto por internet como en persona. Creo que no hago más que seguir un proceso lógico de aprendizaje en el cual todos tenemos que pasar.
Ya no son las mismas preguntas que hace 10 años, cada vez las preguntas son mas difíciles y las respuestas traen muchas más preguntas.
Según he ido avanzando en el aprendizaje mis preguntas fueron pasando de qué diafragma uso aquí a porque un triángulo atrae tanto en una composición. Fui dejando atrás el estudio de la técnica, sin olvidarlo claro está, para pasar al estudio de la composición y de la luz. Estos últimos años han sido muy importantes para mi como fotógrafo y creo que he crecido mucho en este campo y también se que me queda mucho por aprender, aunque puedo decir que soy consciente de como compongo mis imágenes.
Durante estos últimos dos años he recibido varias indicaciones de maestros de la fotografía como Eduardo Momeñe, José B. Ruiz y Oscar Colorado. Al principio no entendía lo que me decían, incluso me llegaba a enfadar por no encontrar sentido a estas indicaciones pero con el tiempo me he dado cuenta de lo que me decían y eso no quiere decir que por esto haya dado respuesta, pero por lo menos sé que camino he de seguir ahora.
El aprendizaje de la fotografía es una continua búsqueda de un punto en el horizonte y cuando se alcanza vuelves a marcar otro de nuevo y así sucesivamente.  Ahora puedo decir conscientemente que moriré buscando puntos en mis horizontes.
No sirve de nada saltarse alguno de estos puntos ya que la maduración personal es la que te hace saltar cada uno de los escalones como representé en una de mis obras el Camino al Conocimiento.


He escuchado de muchos fotógrafos consagrados que la profesión de fotógrafo no es una profesión a corto plazo, cosa que estoy totalmente de acuerdo y he de decir que yo no considero que esto sea mi profesión, si que paga parte de mis facturas, pero no todas. Al no tener ese compromiso creo que me ha dado algo que muchos otros no han tenido y es la libertar de caminar por donde he querido. 
Eduardo Momeñe me dijo una vez que tenía que definir mi fotografía. Afortunadamente y por lo que os acabo de contar he podido ir desarrollando varias facetas fotográficas y gracias a Dios se perfectamente lo que no quiero hacer con mi trabajo. El no tener la presión de tener que coger uno u otro trabajo ha hecho que pueda hacer lo que me salga de los cojones.
En estos momentos mi cuerpo me pide estudio, estudio del arte, estudio de grandes fotógrafos, estudio de textos y sobre todo buscar dentro de mi. Y en eso estoy. Ya no sirven las medias tintas ahora ha llegado la hora de saber que tengo dentro y que es lo que quiero expresar y como.
Con esto no quiero decir que lo que he hecho hasta ahora no tenga relación con lo que vendrá, sí que la tiene ya que una parte de mi fotografía ha sido y será lo que he estado buscando pero ahora quiero centrarme en el estudio del significado de todo esto que llamamos fotografía y cual es la fotografía de Jose M Mercado.
Un abrazo a todos.