lunes, 16 de febrero de 2015

Pruebas Olympus OMD-10 + objetivo PRO 40-150mm. 2.8

Badalona 15 de febrero de 2015.
Pruebas foto deportiva Olympus OMD10 + 40-150mm 2.8.
El pasado domingo tuve la oportunidad de realizar unas pruebas para la casa Olympus en el partido de baloncesto entre el Joventud de Badalona y el FC Barcelona. Como sabéis los profesionales que trabajamos en este tipo de eventos deportivos los realizamos con cámaras réflex con pentaprisma. Hasta el momento no había tenido oportunidad de probar una cámara sin espejo, lo que para mí se convirtió en un reto.
El objetivo:
El objetivo que iba a probar era el Olympus M.Zuiko Pro 40-150mm f2.8 que con el factor de conversión que aplica los sensores micro 4/3 se convierte en un 80-300mm f2.8 en sensor completo.
Mis primeras impresiones cuando recibí el objetivo fue que era un objetivo profesional con unos acabados perfectos. Lo primero que me sorprendió fue  que el cambio de enfoque manual a enfoque automático se realizaba desplazando en anillo de enfoque hacia tras. Es un pequeño detalle que en un principio no le das mucha importancia pero que tiene unas utilidades muy grandes. El material con el que está fabricado es un material resistente con un acabado en negro que le da un aspecto realmente profesional. El anillo de soporte es muy parecido al de las otras marcas. En cuanto a la calidad de esta lente deciros que las fotos resultantes fueron de una altísima calidad. La nitidez es admirable como podéis ver en las imágenes adjuntas a este documento. El motor de enfoque es muy rápido como los objetivos similares de sus competidores.
La montura.
La Montura que me cedió Olympus fue una serie media no profesional como es la OMD-10. En un principio Olympus me tenía que ceder el modelo más alto de la gama como es el modelo profesional OMD M1 pero al final no fue posible. Una de mis preocupaciones era sí esta montura iba a estar a la altura de las circunstancias.
Los aspectos positivos que puedo destacar es en primer lugar el peso y tamaño de esta pequeña montura, os puedo asegurar que mi espalda agradeció sus 350g. son casi insignificantes. La sensibilidad del sensor es impresionante, casi destacaría que este es el aspecto más importante de esta serie media. Poder trabajar a ISO 4000 y casi no  notar grano es una de las ventajas de esta pequeña montura. Otro de los aspectos positivos de esta montura son sus 8 disparos por segundo, hubo momentos en los que disparé varios segundos seguidos sin llegar a colapsar el almacenamiento.  Las fotos resultantes fueron de una calidad extraordinaria similares a las que realizo con mi equipo profesional Full Frame.



En los aspectos negativos, sin olvidar que es una montura no profesional, es el sistema de enfoque para la foto deportiva. Tiene dos sistemas de enfoque para poder trabajar en este tipo de eventos deportivos, el sistema AF continuo y el sistema AF por seguimiento. Las primeras pruebas que realicé con el sistema AF continuo no me convencieron y me decante por el sistema AF por seguimiento. Este último sistema fue el que utilicé para todo el partido. El único aspecto negativo del sistema por seguimiento es que cambia de punto de seguimiento en cuanto se cruza otro jugador, cosa que me complico bastante el trabajo. Destacar que para otro tipo de deporte donde los jugadores no estén tan juntos y cruzándose continuamente es un sistema de enfoque de gran ayuda. Creo que un aspecto para mejorar de esta montura es el sistema de AF continuo.
El visor electrónico funcionó a la perfección pero sí que noté cierto cansancio en la vista cosa que con las cámaras de pentaprisma no había notado nunca.
Otro de los aspectos negativos es que al soltar el disparador disparando en ráfaga, tarda aproximadamente un segundo en volver la imagen al visor electrónico cosa que perjudica mucho el trabajo porque pierdes la visión con el balón y tienes que retirar la vista de la cámara para poder seguir la jugada. Como sabéis en las cámaras con espejo y pentaprisma cuando aprietas el disparador el espejo se levanta para dejar pasar la luz. Una vez sueltas el disparador el espejo vuelve a su sitio y tienes visión inmediata, no hay retardo. Este es un aspecto a mejorar por los fabricantes de cámaras sin espejo.
Las imágenes que os adjunto en este documento son imágenes tomadas en Jpeg a una velocidad de obturación de 1/800 con una apertura de f2.8 y un ISO4000. Las imágenes no tienen ningún procesado solo ligeros reencuadres. No olvidéis que estamos hablando de una montura no profesional de gama media. Deciros que para los que no os dediquéis a la foto deportiva es una cámara a tener en cuenta.
Saludos.