martes, 22 de mayo de 2012

Esther Silvestre

El domingo pasado nos dejo una buena amiga con tan solo 30 años. Ella hace unos meses me pidió que quería que les hiciese unas fotos. Estaba muy ilusionada. Por varios motivos esta sesión la fuimos retrasando. Ya nunca podré hacerle esas fotos tan deseadas.
Este es el retrato que le mando donde quiera que este. En el veo su fuerza, su alegría, su luz y sobre todo sus ganas de vivir.
Donde quiera que estés nunca te olvidaremos.

Last Sunday a good friend left us with only 30 years. She asked me a few months agothat he wanted them hiciese some pictures. I was very excited. For various reasonsthis session were delayed. You can never make these pictures as desired.
This is the picture I send you wherever you areIn the see his strength, his joy, light and above all their desire to live.
Wherever you 
will never forget you.



Esther